cerumen en el oido

Tapón de cerumen

En ocasiones, el cerumen acumulado puede traer consecuencias inesperadas como disminución auditiva parcial, sensación de oídos tapados o tinnitus (zumbidos o pitidos en los oídos). Por fortuna, un tapón de cerumen posee cura y en una visita al especialista puede ser resuelto sin complicaciones. De hecho, lo podremos tratar en casa sin mayores complicaciones.

¿Qué es un tapón de cerumen? ¿Cómo se forma?

En el oído existen muchos canales que poseen funciones específicas. La mayoría de los conductos auditivos de la parte externa poseen una apreciable cantidad de folículos pilosos con sus respectivas glándulas cuya principal función es producir y segregar un aceite de consistencia similar a la cera conocido con el nombre de cerumen.

cerumen en el oido

Un cerumen pueden reducir la capacidad auditiva, provocar vértigo y tinnitus.

El cerumen o ‘cera de la oreja’ no se permanece estática en los folículos pilosos, sino que comienza a desplazarse hacia el exterior hasta que sale del oído. Cuando queda a la vista la podremos retirar con un lavado o simplemente esperar a que caiga por sí sola.

Sin embargo, en ocasiones la cera se acumula sin desplazarse como naturalmente lo debe hacer y esto genera un bloqueo en el oído externo que pueden acarrear consecuencias de diferente índole.

¿Para qué sirve el cerumen o la cera del oído?

El cerumen posee funciones específicas que ayudan a la salud del oído, por ejemplo, la cera posee propiedades antibacterianas. Algunas propiedades y funciones pueden ser

  • Proteger el oído al atrapar y retener el polvo y pequeñas partículas, impidiendo que ingresen al oído y obstruyan vías auditivas delicadas.
  • Atrapan y retienen bacterias y otros microorganismos que podrían ingresar al oído y generar daños como infecciones.
  • Brindar protección a la piel de los canales auditivos, impidiendo que se genere una irritación al ingresar agua u otros líquidos.

¿Por qué se forma un tapón de cerumen?

Como mencionamos anteriormente, en ocasiones la cera no se desplaza como debería hacerlo de forma natural y comienza a acumularse en la parte externa del oído.

Además, en algunos individuos las glándulas de la piel del oído producen más cera de lo habitual. Esta cantidad extra de cera difícilmente pueda eliminarse y es la que con el tiempo se endurece y puede causar un bloqueo del oído.

Es importante que al intentar limpiar esta cera seamos sumamente cuidadosos porque a menudo al introducir objetos para retirarla acabamos empujándola y enviándola más adentro.

¿Un bloqueo auditivo o cerumen posee síntomas?

El portal de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. menciona que se pueden reconocer algunos indicios de que algo no está bien en nuestros oídos si se presentan algunos de los siguientes signos:

  • Sensación de oído tapado,
  • Sensación de oído lleno,
  • Dolor de oído,
  • Tinnitus o acúfenos (pitidos en los oídos),
  • Disminución auditiva parcial con posibilidades de empeoramiento,
  • Sensación de presión en el oído,
  • Picazón en los oídos
  • Mal olor en los oídos,
  • Mareos,
  • Secreciones del oído.

    jeringa ablandar cerumen

    Usando una jeringa con solución salina se pueden ablandar el cerumen para removerlo posteriormente.

¿Cuál es el tratamiento para los tapones de cerumen?

En los casos en que el tapón de cerumen sea leve se puede tratar en casa, aunque no se recomienda que se introduzca ningún objeto en el interior del oído.

Si el cerumen parece más complejo de lo normal, existen secreciones, la cera se percibe dura o se observa otro signo alarmante como olor desagradable, inflamación, etc. consulta a un especialista de inmediato.

  • Limpiar la parte más externa del oído con un paño húmedo,
  • Gotas que pueden comprarse en la farmacia (soluciones cerumenolíticas):
  • Glicerina,
  • Aceites para bebé,
  • Vaselina líquida,
  • Gotas con base de peróxido,
  • Aceites minerales,
  • Agua oxigenadas,
  • Solución salina.
  • Agua.

Utilizar una jeringa para irrigar el oído

Este procedimiento consiste en emplear una jeringa para enjuagar el oído con una solución salina o agua (a temperatura corporal a fin de evitar mareos o vértigo) con el fin de ablandar la cera o disolverá, para que comience desplazarse hacia el exterior.

Es importante no utilizar este método se te encuentras con problemas en el tímpano como perforaciones.


Por último, también se pueden retirar la cera con una herramienta especial pero esta es una práctica sólo destinada a los profesionales.

¿Quién sufre más a menudo de cerúmenes en los oídos?

Cualquier persona puede padecer un cerumen en los oídos, no obstante, algunos factores pueden contribuir a causar con más regularidad la acumulación de cera en el oído. Algunas de las personas con más riesgos son:

  • Personas que utilizan bastoncillos de algodón para limpiarse los oídos,
  • Adultos mayores (ancianos),
  • Personas que utilizan dispositivos auditivos,
  • Personas que poseen alguna alteración en los canales auditivos que interfieren en cómo el cuerpo naturalmente desecha la cera,
  • Personas que emplean tapones en las orejas.

Recomendaciones para evitar cerúmenes

  1. Si quieres retirar la cera del oído puedes emplear una toalla húmeda o un paño y quitar la cera de la parte externa del oído.
  2. Aplicar unas gotas de alcohol también puede ayudar a reducir la presencia de cera en el oído.
  3. Si quitaste la cera con agua o efectuaste una irrigación del oído con una jeringa, a continuación, una vez retirada el cerumen puedes usar un secador de pelo en potencia baja para quitar la humedad.
  4. Si deseas humectar el oído para evitar que la cera se seque se puede utilizar un poco de vaselina líquida.
  5. Evita limpiar los oídos con frecuencia ya que los oídos necesitan de la cera, además de no ser necesario puesto que el oído mismo la elimina poco a poco.
  6. No limpies tus oídos con fuerza.
  7. No introduzcas en los oídos objetos que pueda causar daños como hisopos (bastoncillos con algodón).
  8. Si no hay señales de mejoría, posiblemente se deba consultar a un médico especialista en audición.

Conclusión

Aunque poseer un tapón de cera parecería una cuestión menor y superflua, también constituye un problema que merece y requiere nuestra atención. La pérdida de la audición, el tinnitus o las infecciones pueden ser problemas severos e irreversibles, causando daños que desmejoran la calidad de nuestra vida.

Si este artículo te ayudó o te aprecio importante, te pido un favor. Ayuda a la página a que sea más conocida: Comparte en Face, dale Me Gusta, twittéalo, comparte en Google +.

Muchas gracias!!

Más artículos de interés:

Deja un pensamiento, una idea o reflexión.