vertigo o acufenos

Enfermedad de Ménière

La enfermedad de Ménière es una condición que afecta al oído interno de una persona. Puede generar zumbidos en los oídos (tinnitus o acúfenos), pérdida de la audición (hipoacusia), sensación de oído congestionado y mareos intensos (vértigo).

Es habitual que luego de un período con presencia de acúfenos y/o sensación de oído lleno aparezcan súbitamente los episodios de vértigo. En otros casos, se presentan los episodios de vértigos esporádicamente o, por el contrario, mucho más seguido en períodos de tiempo más breves. Los episodios de vértigo suelen ser muy fuertes en algunas personas, causando que pierdan el equilibrio por completo y se caigan. A esto se le conoce con el nombre de crisis otolítica de Tumarkkin.

vertigo o acufenos

La enfermedad de Ménière puede causar tinnitus o vértigos.

Es mucho más frecuente que la enfermedad de Ménière se produzca en adultos de 40 a 60 años, sin embargo, también puede aparecer en personas de otras edades.

De acuerdo al Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de los EE. UU. Estima que más de medio millón de personas se encuentran diagnosticadas con la enfermedad de Ménière y se agregan unos 45.000 nuevos casos cada año.

Las estadísticas mencionan que se presentan aproximadamente 190 casos cada 100.000 personas.

Causa de los síntomas de la enfermedad de Ménière

La acumulación de líquido en el laberinto (una parte del oído interno) es la causa de los síntomas de la enfermedad de Ménière.

En el laberinto se encuentran muchos órganos de suma importancia para el equilibrio y la audición: los conductos semicirculares y los órganos otolíticos y la cóclea respectivamente.

Una sección del laberinto se encuentra con un líquido especial que al movernos estimula los órganos del equilibrio, los cuales envían señales al cerebro sobre la posición y los movimientos del cuerpo.

En el caso de la cóclea, las vibraciones de sonido generan una compresión del líquido y esto acaba generan una respuesta de las células que emiten señales al cerebro.

Ante un caso de la enfermedad de Ménière, el líquido del laberinto (líquido endolinfático) produce interferencias con las señales normales de equilibrio y audición, lo cual acaba produciendo vértigo y los demás síntomas de la enfermedad de enfermedad de Ménière.

Algunos sucesos concretos que se relacionan a menudo con la enfermedad de Ménière son

  • Traumatismo en el cráneo,
  • Infecciones en el oído interno,
  • Alergias,
  • Consumo de alcohol,
  • Enfermedades virales,
  • Antecedentes familiares,
  • Consumo de tabaco,
  • Alto nivel de estrés,
  • Medicamentos,
  • Etc.

    meniere causas del tinnitus

    El alcohol puede estar involucrado en la Enfermedad de Ménière.

Síntomas de la enfermedad de Ménière

Concretamente, los episodios de la enfermedad de Ménière pueden dividirse en 4 síntomas principales.

El vértigo es el síntoma que mayores inconvenientes causa. A menudo, se presenta súbitamente causando que la persona se caiga.

  • Puede presentarse náuseas, vómitos, sudor.
  • Cualquiera de los síntomas pueden empeorar con los movimientos.
  • Si el episodio es intenso, posiblemente requiera recostarse.
  • Un episodio de mareos o vértigo puede generar malestar hasta 24 hs. después de ocurrido.
  • Si bien la audición se recupera, a la larga comienza a deteriorarse.
  • La denominada ‘audición de baja frecuencia’ se pierde en primera instancia.
  • Zumbidos o pitidos en los oídos también pueden aparecer, al igual que la presión en los oídos.

Otros síntomas pueden ser

  • Dolores de cabeza,
  • Molestias abdominales,
  • Diarrea,
  • Movimientos en los ojos,
  • Etc.

¿Cuál es la razón de la enfermedad de Ménière?

Las causas de la enfermedad de Ménière son poco claras y todavía se realizan los estudios necesarios para arribar a una conclusión al respecto. Algunas teorías sostienen que la enfermedad de Ménière:

  • Es porque se producen constricciones de los vasos sanguíneos.
  • Se produce por la presencia de infecciones de virus, alergias o procesos autoinmunológicos.
  • Se trata de una variación genética que produce modificaciones en el volumen y modificaciones el líquido del laberinto.

Diagnóstico de la enfermedad de Ménière

El diagnóstico de la enfermedad de Ménière lo realizará un especialista en oído, es decir, un otorrinolaringólogo. Para poder determinar si se posee esta condición se deben tener presente algunos de los siguientes síntomas:

  • 2 o más episodios de vértigo que tengan una duración mínima de 20 minutos cada uno,
  • Tinnitus (zumbidos en los oídos),
  • Sensación de llenura en los oídos,
  • Reducción de la audición temporalmente.

Tratamientos para la enfermedad de Ménière

No existe una cura para la enfermedad de Ménière en la actualidad, sin embargo, se pueden realizar muchas modificaciones para mejorar el estado de salud, incluso seguir algunos de los tratamientos descritos a continuación:

Medicación. Los episodios de vértigo pueden ser regulados mediante fármacos específicos para ello como es el caso de meclizina, diazepam, glicopirrolato, y lorazepam.

medicamentos para meniere

lorazepam puede ser una forma de aliviar los síntomas dela enfermedad.

Reducir el consumo de sal. Reducir la cantidad de sal que se consume diariamente es otra forma de mejorar los mareos. La razón es simple: al reducir la cantidad de sal consumida, se reduce la retención de líquido y esto disminuye el líquido y la presión del oído interno.

Modificaciones en la alimentación. Determinados productos de consumo como son el alcohol, el chocolate, la cafeína y otros estimulantes pueden empeorar los síntomas de la enfermedad de Ménière. Elimínalos de tu dieta o disminuye considerablemente su consumo.

Dejar de fumar. Algunas personas aseguran obtener impresionantes cambios en la enfermedad de Ménière al dejar de fumar.

Terapia cognitiva. Una terapia cognitiva es una terapia que ayuda a las personas a comprender mejor la forma de reaccionar ante los acontecimientos de la vida. La terapia cognitiva no cura la enfermedad de Ménière, pero sí puede ayudar a entender y enfrentar mejor los síntomas de esta condición como son el vértigo, el tinnitus, etc.

Inyecciones. Las inyecciones se inyectan en el oído para reducir los vértigos. Se pueden inyectar antibióticos o corticoesteroides.

Pulsos de presión. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU.) dio el visto bueno a un aparato que ayuda a controlar la enfermedad de Ménière. Se trata de un dispositivo que se coloca en el oído medio y emite pulsos de presión de aire en el oído medio para reducir los mareos.

Intervención quirúrgica. En ocasiones, el profesional puede sugerir una cirugía para descomprimir la zona. También se pueden realizar una cirugía para seccionar el nervio vestibular.

Medicina alternativa. En ocasiones, la medicina alternativa puede brindar soluciones donde la medicina convencional no lo hace. No obstante, las prácticas alternativas carecen en la mayoría de los casos de bases científicas sólidas. Algunas de estas prácticas pueden ser la acupresión, el tai chi, la acupuntura, la fitoterapia (ginkgo biloba, raíz de jengibre, etc.).

Aunque no todos los casos de la enfermedad de Ménière se soluciona completamente, los especialistas son optimistas ya que de 10 episodios de esta condición, 6 se revierte por sí solas o empleando alguno de los tratamientos antes mencionados. Sin embargo, algunas solo obtendrán alivio efectivo con una cirugía.

Medidas útiles para reducir los síntomas de la enfermedad de Ménière

El portal de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Propone una serie de medidas que pueden ayudar a reducir la enfermedad de Ménière.

  • No realizar movimientos bruscos porque los síntomas empeorarán.
  • Durante un ataque de vértigo, por ejemplo, buscar ayuda para caminar.
  • Evitar las luces brillantes, pantallas que emiten luz como el ordenador, evitar leer durante los episodios de vértigo puesto que pueden desmejorar los síntomas.
  • Evite manejar hasta luego de transcurridos 7 días desde los episodios de vértigo o mareo.
  • Permanecer quieto descansando mientras transcurren los síntomas.
  • Quienes realizan actividades, pueden retomarlas paulatinamente.
  • Alimentarse sanamente y de forma balanceada.
  • Mantener los niveles de estrés bajos practicando actividades como
  • Meditación,
  • Rei ki,
  • Taichí,
  • Yoga,
  • Relajación,
  • Técnicas de respiración.
  • Dormir lo necesario: de 7 a 9 horas.
  • Practicar actividades físicas regularmente.
  • Reducir el consumo de cafeína, alcohol, tabaco, etc.

Prevenir la enfermedad de Ménière 

Lamentablemente, la enfermedad de Ménière  no posee métodos de prevención. La mejor opción para evitar la enfermedad de Ménière  es estar atento a los síntomas iniciales como son los acúfenos y mareos leves, dolores de oído, infecciones, etc. De modo que la enfermedad de Ménière nunca se desarrolle completamente.

Conclusión

La enfermedad de Ménière es una condición que puede generar muchos traumas y malestares en la calidad de vida de la persona. Atender los primeros síntomas tempranamente puede marcar la diferencia con atenderlos cuando la enfermedad se encuentra en estado avanzado.

Aunque la enfermedad de Ménière no posea una causa aún esclarecida, sí puede ser controlada y curada. Está en nosotros actuar cuanto antes y evitar males peores.

Si este artículo te ayudó o te aprecio importante, te pido un favor. Ayuda a la página a que sea más conocida: Comparte en Face, dale Me Gusta, twittéalo, comparte en Google +.

Muchas gracias!!

Otros artículos de interés:

Deja un pensamiento, una idea o reflexión.