Zumbidos en el silencio: acúfenos

Los acúfenos son esos sonidos que escuchamos en ocasiones y que no podemos reconocer la fuente emisora. Puede ser un zumbido, pitido, chasquido, siseos, silbidos, campaneos, etc. Se presentan en cualquier momento y desaparecen de la misma manera, aunque muchos de ellos se tornan permanentes.

Es muy común que se perciban en ocasiones de mucho silencio como al acostarnos. Por las noches, los acúfenos suelen ser mucho más agresivos, incluso convertirse en una verdadera pesadilla.

Comprender este fenómeno puede aportarnos pistas para aprender a convivir con esos acúfenos que son crónicos y que nos acompañarán posiblemente el resto de nuestras vidas.

¿Qué son los acúfenos?

Los acúfenos o tinnitus es un sonido que no posee una fuente emisora exterior. En otras palabras, se trata de un sonido que sólo escucha la persona que padece acúfenos, cuya causa debe encontrarse. Se trata de un síntoma de alguna patología como problemas del flujo sanguíneo, obstrucciones en el oído, daños en el oído, infecciones, tumores, etc.

tinnitus factores causantes
En casos de acúfenos crónicos se aconseja unirse a grupos de pares para compartir experiencias y dialogar sobre episodios comunes.

El acúfeno puede ser percibido en uno o los dos oídos. La forma, como la intensidad (suave, medio o fuerte), puede ser muy diversa: zumbidos, pitidos, chasquidos, tintineo, estampido, etc.

En muchos casos, el tinnitus no es más que un ruido de fondo apenas latente, pero siempre persistente. En otras, no obstante, se presenta en el absoluto silencio como lo único que se escucha. También se presentan casos de intensidades tan fuertes que la audición se torna imposible.

Frecuencia de los Acúfenos

Aunque no lo parezca, los acúfenos son bastante comunes: Se estima que hasta un 30% de personas con niveles auditivos normales padecerá un acúfeno en algún momento de su vida. Se trata de una condición mucho más común de lo que se cree y a menudo, la causa de estos zumbidos en los oídos se debe a factores sanitarios como líquidos en el interior del oído, infecciones, tapones de cerumen o, también, sonidos demasiados fuertes.

No obstante, también hay determinados tipos de acúfenos que no se amoldan a ningún patrón ni tampoco pueden encontrarse razones médicas fuertes que expliquen su causa.

Tipos de acúfenos: Acúfenos subjetivos

Los acúfenos pueden dividirse generalmente en dos grandes tipos: los acúfenos objetivos y los acúfenos subjetivos.

Los acúfenos objetivos responden a causas naturales que pueden ser infecciones, soplos del corazón, pulso cardíaco, etc. La mayoría de las veces se trata de acúfenos objetivos: 9 de cada 10 acúfenos son objetivos y suelen curarse ni bien se combata la causa que los genere, es decir, se cure la infección, se elimine le líquido en el interior del oído, se regule el flujo sanguíneo, etc.

El restante 10% no posee estas características y continúa. Probablemente, exista una causa externa o somática que sea la productora de los acúfenos que solo puede percibir quien los padece. Estos son los llamados acúfenos subjetivos. En este caso, se calcula que un 3% de la población posee acúfenos subjetivos de diferente intensidad.

Causa de los acúfenos Subjetivos

Las causas del acúfeno subjetivo son las mismas que puede ocasionar los acúfenos objetivos: infecciones, ruidos intensos, condiciones propias del cuerpo, objetos extraños en el interior del oído, tapones de cera, etc. El acúfeno subjetivo puede ser un daño en el oído interno que produce que conduce a percibir los acúfenos sin identificar la fuente ni el origen.

que hacer con los pitidos en los oidos
Lamentablemente, los acúfenos crónicos se consideran incurables y deben recibir una terapia de reprogramación cerebral o un tratamiento similar.

El abuso de los medicamentos también puede ser causa de acúfenos subjetivos. Los medicamentos tópicos como aspirinas hasta los que se venden bajo receta.

La falta de higiene, como mencionamos, puede crear cerumen y acabar en acúfenos.

Peligrosidad De Los Acúfenos

Los estudios marcan que un 0.5% de la población posee acúfenos severos que pueden afectar la calidad de vida, al no permitirles realizar simples actividades cotidianas como dormir o concentrarse.

No obstante, el problema no es ese, sino que del 85% restante de casos, los acúfenos subjetivos acabaron en una sordera completa o parcial.

Curar los Acúfenos

Los acúfenos, al tratarse de síntomas de una condición subyacente, pueden recibir la atención correcta. No obstante, si bien se pueden detener el avance de la sordera, los daños ocasionados en el oído medio ya no se podrán revertir.

¿Qué podemos hacer frente a un acúfeno?

Lamentablemente, no siempre será posible eliminar los acúfenos. La recomendación de los médicos es siempre la misma: “Debemos aprender a convivir con nuestro acúfeno”. Si el acúfeno no remite por sí mismo, posiblemente algunos casos de acúfenos serán para toda la vida.

¿Debemos resignarnos ante el acúfeno?

En realidad, no se trata de resignarse, sino de aceptar una situación compleja: el hecho de padecer una condición muy variable que aún presenta dificultades para ser tratada. No siempre encontraremos solución para los pitidos en los oídos (acúfenos crónicos) por lo cual, aceptar esta situación ayudará a encontrar prontamente formas de aliviar la intensidad de los pitidos.

Por fortuna, la medicina natural y el mejoramiento de la calidad de vida pueden ayudar a minimizar y, en muchos casos, a eliminar por completo los acúfenos.

Es muy habitual que terapias alternativas como yoga, reiki, técnicas de relajación, técnicas de respiración, meditación, etc., ayuden a mejorar la calidad de vida, liberar el estrés, relajarse, etc. cuestiones que influyen notoriamente en los acúfenos.

Por ejemplo, la alimentación y la ejercitación no son factores menores en la lucha para revertir los acúfenos, sino que gozar de un estado de salud mejorado, tanto por lo que comemos como por el estado de nuestro físico tiende a influir mucho más de lo que pensamos.

Por hoy es todo con respecto a los acúfenos. Este pequeño repaso no pretende dar soluciones ni conclusiones, sino traer a discusión aspectos, cuestiones, factores implicados en esta problemática tan poco difundida pero al mismo tiempo muy común.

 

Si este artículo te ayudó o te aprecio importante, te pido un favor. Ayuda a la página a que sea más conocida: Comparte en Face, dale Me Gusta, twittéalo, comparte en Google +.

Muchas gracias!!

Deja un pensamiento, una idea o reflexión